Pedro Salcedo representa la segunda generación de una saga familiar dedicada a la restauración en el Restaurante Juanito, uno de los establecimientos más laureados de la gastronomía jienense. Una herencia que recibe con el objetivo de contiuar fiel a la filosofía familiar que tanto éxito ha tenido tras más de sesenta años en los fogones.

En tiempos en los que la experimentación gastronómica está en alza, el chef apuesta por la cocina tradicional al cien por cien, tal y como la aprendió de su madre. Todo un atrevimiento con el que hay que ser el mejor para destacar sobre el boom de nuevas propuestas culinarias y, sobre todo, con platos de toda la vida de los que cualquier cliente tiene referencias para comparar. Pedro Salcedo reconoce que es bastante complicado remar en esta dirección en estos tiempos en el planeta gastronómico, pero esto es lo que le apetece, lo que le gusta y su seña de identidad.

El cocinero es miembro de Eurotoques y conoce a los mejores chefs, los que innovan y los que no, y afirma haber visto gastronomía de vanguardia “sorprendente, auténticas creaciones culinarias modernísimas”, que la respeta pero que en su “filosofía de cocina” no entran “para nada”. “Y si fuera comensal creo que agradecería que hubiera personas que aún se dediquen a esta cocina”, añade.